El Halving de Bitcoin y Ethereum 2.0 traen grandes cambios para los mineros de criptomonedas

11 de agosto 2020

Cómo el tercer halving de Bitcoin, el lanzamiento de Ethereum 2.0 y la pandemia de COVID-19 están afectando a la industria de la minería de criptomonedas.

Aunque han pasado más de dos meses desde que ocurrió el halving en la red de Bitcoin, la industria de la minería de criptomonedas todavía está agitada por el ritmo frenético de los eventos que han seguido su ejemplo. La montaña rusa de las tasas de hash hizo que los precios de Bitcoin (BTC) y Ether (ETH) se dispararan y provocaran sentimientos encontrados entre los mineros de criptomonedas.

La pandemia del COVID-19 también ha dejado su huella en la industria, obligando a docenas de grupos a tener que apagar sus equipos o cambiar su enfoque de Bitcoin con una creciente dificultad de minería, hacia las altcoins con menor dificultad que están detrás del Big Daddy de las criptomonedas.

El inminente lanzamiento de Ethereum 2.0 está dando que pensar a todos los minerosen su esfuerzo por mantener la rentabilidad a la luz de los desafíos que enfrenta el mercado del hardware de minería. Después del halving de Bitcoin y el inicio de la pandemia de coronavirus, los mineros privados se tambalearon, pero los grandes fabricantes también se vieron afectados. ¿La próxima actualización de Ethereum agravará la situación para los productores de equipos de minería, o es solo otro hito al que será fácil adaptarse?

Menos, pero todavía en el negocio

El halving de Bitcoin resultó en una seria limpieza en el mercado minero, con los pequeños mineros perdiendo todo sentido de permanencia, pero la casi extinción de las granjas privadas no fue seguida por una reducción significativa en los principales grupos de minería.

Alejandro De La Torre, vicepresidente del grupo de minería, Poolin, declaró que entre el 15% y el 30% de los mineros privados que producen la tasa de hash de Bitcoin están bajo una inmensa presión para mantenerse a flote y se están retirando gradualmente. También se espera un declive de hasta un 20% en la tasa de hash a corto plazo, con una caída media diaria del 6.5%. En total, la tasa de hash se desplomó después del halving desde máximos de 135 EH/s a 98 EH/s, o una disminución del 27%. Pero eso no afectó el interés en la criptomoneda, ya que las instituciones ingresaron al mercado de derivados, y el interés abierto de las opciones de Bitcoin aumentó en un 1,200% durante dos semanas.

El factor chino en el campo estadístico no se puede ignorar,los grupos chinos representan hasta el 65% de la tasa de hash total de Bitcoin. La pandemia ha tenido su impacto en la industria minera local, obligando a más de 40 instalaciones de producción a detener las entregas. Los retrasos han tenido un efecto importante sobre todos los mineros, ya que las versiones anteriores de los rigs de minería no se pudieron reemplazar con equipos más nuevos que podrían haber aumentado la tasa de hash y compensar la reducción a la mitad de la recompensa y el aumento de los requisitos de dificultad.

La caída del precio de Bitcoin en mayo desde los USD 10,500 hasta los USD 8,100 vio como se apagaban casi 2.3 millones de rigs de minería Antminer S9, esto se reflejó claramente en la caída en las tasas de hash de China, donde la mayoría de los equipos de minería antiguos dejaron de ser rentables y se vendieron por chatarra.

No todo es malo

Aunque la rápida propagación de la pandemia de coronavirus a principios de 2020 afectó las cadenas de suministro y detuvo las operaciones de los principales fabricantes de equipos de minería, esta interrupción no duró mucho, ya que las empresas de China y Corea del Sur, hogar de los mayores fabricantes, reanudaron rápidamente las entregas. Bitmain realizó desde Malasia las entregas de sus chips producidos en Taiwán y Corea, mientras que Whatsminer lanzó un nuevo modelo al mercado para compensar el tiempo perdido y las ganancias.

Después de reanudar el negocio en febrero, Canaan, con sede en Hangzhou, también anunció el lanzamiento de AvalonMiner 1066 Pro, su último modelo de chip con una potencia informática de 55 TH/s.

Powerry, un operador de minería de criptomonedas con 100 megavatios de capacidad, anunció la expansión de sus capacidades al realizar un pedido de USD 20 millones por nuevo hardware de minería. El equipo será proporcionado por Bitmain y MicroBt, mientras que la energía de la granja se entregará al software empresarial de granjas de criptomonedas de Genesis Mining, HEXA.

Por lo tanto, es posible concluir que incluso la expansión de los efectos de la pandemia en el mundo no tendrá un impacto significativo en los fabricantes de software de minería, que estarán bajo presión para entregar equipos de minería más nuevos a los mineros que buscan mantenerse al día con los requisitos de la industria. Lo máximo que se puede esperar en caso de una segunda ola de la pandemia son retrasos en las entregas y aumento en los precios de los equipos, algo con lo que solo productores podrían beneficiarse.

La pandemia no ha afectado las operaciones de las granjas mineras más grandes de China, ya que cualquier interrupción habría enterrado la tasa de hash de la red Bitcoin. Pero incluso el peor escenario de un cierre en toda China probablemente no resulte en pérdidas graves, ya que otros mineros aprovecharán la oportunidad y mantendrán estable la tasa de hash. Una posible caída en la tasa de hash de las principales monedas debido al cierre de las granjas chinas haría que el dinero digital se volviera aproximadamente dos veces más fácil de minar y la rentabilidad de la minería se duplicaría.

¿Qué pasa con Ether y las altcoins?

Por un lado, la volatilidad de las altcoins puede favorecer a los mineros. Con el aumento del precio de Bitcoin, otros activos digitales lo siguen incluso más rápido, mejorando así significativamente la economía de su producción.

Los expertos creen que Bitcoin seguirá siendo la criptomoneda más adecuada para la minería a largo plazo, a pesar de su reciente halving, porque su precio es más estable que el de las altcoins,que pueden devaluarse muy bruscamente. Aquellos que aún estén dispuestos a permanecer en el juego de la minería pueden optar por activos más seguros con una alta liquidez y capitalización,como Litecoin (LTC) y Dash.

Rashit Makhat, cofundador de Powerry, declaró:

“Como resultado del halving del bloque de Bitcoin que tuvo lugar el 11 de mayo de 2020, la recompensa por bloque […] se redujo a la mitad. Para mantenerse a la vanguardia en el mercado, los mineros deben actualizar rápidamente su flota de equipos. Las máquinas más populares hasta 2020, la S9 dejó de ser rentable para los mineros de casi cualquier región, incluidas las regiones con bajos costos de energía, como China”.

¿Estamos migrando?

El precio de BTC parece ser de poco consuelo para muchos, ya que Valarhash, que opera algunos de los grupos de minería más grandes de China, decidió cambiarse a la minería de altcoins.

A pesar del reciente aumento del 33% en la tasa de hash de Bitcoin, Valarhash redujo su contribución a la red de 4.000 a 200 PH/s en marzo. Los grupos de minería de la compañía Bytepool y 1THash, que en un momento representaron el 9% de la tasa de hash total de Bitcoin, han redirigido su poder de minando hacia otras monedas.

La transición hacia las altcoins puede requerir una actualización significativa de las granjas mineras. Las inversiones en equipos para minar ETH y LTC tienen períodos de retorno más largos en comparación con los equipos de minería de BTC. La minería de ETH y LTC requiere márgenes operativos más altos y el equipo es más caro.Las altcoins basadas en Scrypt como LTC, no pueden competir con Bitcoinen términos de rentabilidad y retorno de la inversión. Como tal, es poco probable que la próxima transición de Ethereum a la prueba de participación marque el comienzo de una revolución dentro de la industria.

Los mineros y fabricantes siguen a flote

A pesar de los reveses técnicos generados por el halving, es probable que Bitcoin siga siendo la criptomoneda elegida para la minería durante los próximos años. La razón principal es la relativa estabilidad de su precio en comparación con las altcoins, que son demasiado volátiles para ser confiables como activos para generar ingresos fijos.

A largo plazo, los mineros dependerán menos de eventos como el halving. Con el desarrollo de la infraestructura de la moneda, la recompensa por procesar transacciones en la red aumentará y, con el tiempo, puede superar la recompensa por minar bloques.

En cuanto a los fabricantes, seguirán produciendo equipos y ofreciendo precios atractivos y actualizaciones para mantenerse a flote y adaptarse a los requisitos rápidamente cambiantes de varias redes.

Comments (No)

Leave a Reply